VALORES FRANCISCANOS


La Educación Franciscana apunta a la interiorizar los valores a través de la vivencia cotidiana con nuestros hermanos. No se trata de una espiritualización de la vida, sino más bien de un estilo de hacer las cosas y de relacionarnos con los demás,  poniéndolos en práctica. Haciendo se aprende, aprendiendo se interiorizan, interiorizando se transforma la persona para llegar a ser siempre feliz según la vocación y el deseo de Dios, tal como San Francisco.



Durante este año les invitamos a vivir, trabajar y llevar a la vida personal los valores señalizados, a través de un trabajo personalizado que me permita crecer, madurar y vivenciar desde mi interior los valores Franciscanos por medio de mi testimonio coherente.

MARZO: Acogida – Inclusión

Comencemos este año escolar a ser el esfuerzo de acoger con ánimo, energía y entusiasmo la responsabilidad y el deber con los estudios, siendo inclusivo en el curso, con los compañeros, profesores y el espacio físico, para hacer más grata la estadía en el colegio.

San Francisco nos dice: “Feliz el servidor que ama y respeta a su hermano, estando lejos o cerca, y no dice a sus espalda nada que no pueda decir con caridad delante de él”

ABRIL: Alegría

Este mes es tiempo de dar a conocer al otro mi “alegría” por ser hijo de Dios, por tener una casa, estudios, familia, alimento, vestuario, por tener sueños y amigos que me quieren. Cada día que vivimos debemos aceptarlo con gusto y alegría.

San Francisco dice: “Cuando la alegría espiritual llena los corazones, la serpiente derrama en vano su veneno mortal.”

 

MAYO: Sencillez

Madre Antonia Lampel fue una joven muy sencilla y lo dio a conocer a través de la comunicación con el otro, su forma de vestir, el trato con las personas y en especial su generosidad y entrega; tratemos de imitar y desear esta sencillez de corazón en el día a día.

Ella nos dice: Debemos ser humildes y pequeñas ante Dios. Para que él nos acoja en sus manos y nos ayude a educar”

 

JUNIO: Responsabilidad

Este mes trataremos de valorar la responsabilidad como un valor esencial para mi crecimiento personal y que traerá muchas satisfacciones en el futuro. Crecer en la responsabilidad es fundamental en el desempeño como estudiante, como hijo, como hermano, con la creación y en el día a día.

“No somos responsables sólo de aquello que decimos, sino también de lo que no decimos.” Martín Luther King.

JULIO: Fraternidad

Para Francisco la fraternidad era muy importante y decía “Hay que ser hermano de todos y servir a todos con amor a ejemplo de Cristo. En la fraternidad se vive el amor recíproco, es la disposición que conduce al hombre a hacer para los demás lo que él quisiera que sus semejantes hicieran para él.

AGOSTO: Solidaridad

Para Francisco la solidaridad va muy unida a la fraternidad, es el lugar donde manifiesto mi amor y entrega al otro. Se trata de la base de muchos valores humanos que hemos adquirido en la infancia y que se enlazan aquello que somos: la lealtad, compañerismo, empatía, amistad, amor y respeto con todos.

“Hemos venido a este mundo como hermanos; caminemos, pues, dándonos la mano y unos con otros”William Shakespeare

SEPTIEMBRE: Libertad – Justicia

Mes de la Patria, rescatemos la libertad que se nos ha dado en el pasado, siendo justos, rectos, respetando el espacio del otro, ser libre para ser el bien al otro sin mirar su condición.

“La libertad es poder disfrutar de las cosas bonitas de la vida sin hacer daño a nadie.”

 

OCTUBRE: Paz – no violencia

Fiesta de san Francisco de Asís, para Francisco la paz es buscar la paz del corazón; sin odio, rencor, venganza y envidia, ser capaz de construir y transmitir con el testimonio lo que hay en el corazón. Siempre optemos por la paz.

Francisco nos dice: “Que la paz que anuncias con la palabra, este ante todo en tu corazón”

NOVIEMBRE: Servicio – Generosidad

Este mes recordamos lo importancia de María en nuestra vida de hijos de Dios, María fue Madre, hija esposa y Hna., supo testimoniar el servicio como donación y entrega; pues seamos atentos, solícitos, generosos, serviciales con todo aquel que nos necesita, y podremos ser un cristo más en la tierra.

DICIEMBRE: Humildad y generosidad

Terminamos el año reconociendo y dándole las gracias a Jesús por nacer de una familia humilde que supo escuchar y obedecer la vos de Dios en su vida, aprendamos a ejempló de Francisco y clara a ser humildes con mis acciones, mis palabras, reconocer mis limitaciones, debilidades, ser sinceros consigo mismo y los demás.

“Para hacerse grande, hay que comenzar por hacerse pequeño”


pie-1